CHUS LARDÍN

Hola. Soy Chus Lardín; joyero, gemólogo, ex-futbolista, gourmet aficionado, somelier frustrado, esposo, padre y amigo de mis amigos y mis conocidos. Y cuando la gente me pregunta por qué me dedico a este extraño mundo de la Gemología acostumbro a responder que para entender a mi mujer: Gemma.

La verdad es que me apasiona la joyería. Esa joyería innovadora, creativa, de taller artesano que es tan difícil de encontrar hoy en día. Sólo hay una cosa que me apasione más que trabajar con ellas a diario y es hablar sobre ellas. Me encanta instruir sobre joyas y gemas, explicar toda la historia que hay detrás de ellas, acabar con mitos y eliminar tabús.

Desde pequeño el mundo de la joyería ha formado parte de mi vida. Es algo que viene en mis genes. Mi familia trabajó durante décadas en diferentes negocios dentro del mundo de la joyería: desde el diseño y la producción hasta la venta directa al público, pasando por la venta a mayoristas. Aprendí desde abajo. Al principio, colaborando en pequeñas tareas de taller y más tarde en funciones de diseño y venta. Con el paso del tiempo, de forma natural, todo lo aprendido pasó a convertirse en mi profesión.

Obtuve la titulación en Gemología y la especialización en Diamantes por la Universidad de Barcelona y en el año 1999 me decidí a dar forma a una idea innovadora, creé mi propia empresa: CGB (Centro Gemológico Barcelona). Un negocio centrado en la expedición y diseño de certificados y garantías de joyas . Garantías que aportaban valor a los fabricantes de joyas y a los compradores, plasmando en un solo documento toda la información relevante: fotografías, datos de fabricación, datos de la venta, calidades, etc…

Con el tiempo -y tras mi paso como director y tasador en la empresa Oro x Euros- esa idea inicial cristalizó y se hizo mucho más grande convirtiéndose en lo que hoy es Brillant de Nou. Una nueva forma de entender el mundo de la joyería y la relación con los clientes. Una relación basada en la confianza y en un servicio personalizado con el fin de que el maravilloso mundo de la joyería y las joyas deje de ser un algo exclusivo, complicado y enigmático. Para que, en definitiva, tú que has sido capaz de leer hasta la última línea de este texto en busca de “algo”, encuentres esa joya única que andas buscando.